julio 31, 2017

SENTIMENTALISMOS


Recojo emociones y viejos sentimentalismos de años pasados, encontrando partes de mí perdidas en el olvido de los cachés eliminados de mi computador, es imposible recordarlos de la misma forma, ya no son apologías a la autodestrucción y la desesperanza esas Antonias, Rosetas y demás han quedado en el pasado.

Días largos, noches tratando de dormir y llanto silencioso contra la almohada. –Desesperación- ambición- Pensar en pasar el resto de la vida en una jaula al lado de locas peores, sentir la mediocridad de no ser lo que se debió ser.  Arrepentimiento de lo que se cometió y no se debía. Violar la ley y correr con la mala suerte de ser descubierto. –Envidia- . ¿Por qué a mí?, amenazas de muerte, sentimientos encontrados. Ser bueno, ser malo o ser peor… -hipócrita,  hipócrita, hipócrita-. Vivir haciéndose el fuerte, por dentro correr como un conejo a punto de ser cazado… -desesperación de nuevo, angustia- .  Vomitar gusanos, encender velas, rezar –miedo-  ebriedad, besos y ese sentimiento apagado durante más de dos años renace –esperanza- brillan los ojos, pero nada sucede –incertidumbre- cambios de animo, tema repetitivo, besos, amigos, ebriedad –bipolaridad- ilusa, ilusa, ilusa y una vez más eres una ilusa, no pasa nada, silencio emocional, risas, ebriedad –celos-  golpes físicos, llanto silencioso, besos, cena –celos- que no somos nada, que no somos nada, que no seremos nada –dolor- obsesión silenciosa –celos- ilusa, ilusa, ilusa…..

julio 07, 2017

Morsa y cazadora de tigres

Súbito, espontáneo
Me reuní con Antonia anoche, no había dormido mucho, andaba obsesionada con un charco lleno de ranas que había en el patio. Con el más sucio morbo que caracteriza a Antonia, pasaba horas y horas analizando la sociedad de ranas, sintiendo asco, pesar, empatía, odio, repudio y otra vez empatía por esos anfibios feos y babosos. Le puso nombre a cada ranita y me contó esto:
Así era ceviche, una rana de patas robustas que había llegado hacia unos días al estanque, (esa, la maluquita de gorra) poco a poco fue ganando popularidad entre las ranas que iban migrando hacia aguas más tibias, las aguas de más al sur.
Estás nuevas ranas fueron agrupándose, croaban juntas cada noche, se encontraban en la piedra con forma de ave a hacer sus ruiditos e inflar la garganta. A la congregación de ranas nuevas en el charco sureño les gustaba adularse entre sí, "qué bien atrapaste la mosca", "qué interesante sonido", "qué bonita sales en la foto", pero entre ellas, ceviche era la que destacaba, no por su nado, o su forma magistral de tragar bichos, sino porque lograba con sus sonidos confundir, eran un poco rana de macho, un poco de rana hembra, un poco de rana asexual, y cuando una ranita nueva destacaba, ella la destruía salvajemente hasta que no quedaba nada de ella.
Muela era en cambio la sombra de ceviche, una ranita de más bajo perfil, se sentía sola, entonces, de vez en cuando saltaba al charco a buscar su amor entre los domadores de focas, los burros y otros animales de boca grande con los que, evidentemente, debía identificarse, pero le apasionaban los tigres, pero, qué haría una ranita simplona con un tigre? Luego de matarla, este jugaría un rato con su cadáver para después arrojar sus huesitos de anfibio a cualquier cloaca, trataba de arriesgarse pero aún tenía rasguños del último que intentó cazar.
Las ranitas jugaban noche tras noche en el charco mientras las ranas antiguas debatían entre lo positivo o negativo de la congregación de ranas nuevas, incluso planearon en su momento, expulsarlas, puesto que sus ruidos no dejaban dormir y llamaban demasiado la atención de los depredadores.
Ceviche y muela eran ranitas peculiares, se embriagaban con los halagos, daban vueltas en el charco panza arriba mientras las ranas de la congregación croaban al unísono, y ahí, girando y girando sobre el agua miraban las estrellas extasiadas de placer.
La vida era triste sin embargo para las ranitas cuando estaban solas, sin su séquito, cada una detestaba ser rana, ceviche quería ser morsa y muela quería cazar Tigres. Cada noche luego de los coros iban a reposar en sus babosas y fluidas camas de renacuajitos y bichos muertos, esperando, anhelando ser otro animal, otra persona, anhelando ser la chica que las miraba por la ventana por horas.

-Antonita y qué pasó con las ranas?
- No sé, a nadie le importan...

julio 05, 2017

Aporofobia, mal de demonios estúpidos y demonios inteligentes.

Por semanas he estado buscando explicaciones antropológicas a este creciente y manifiesto odio, rechazo, segregación, violencia, hacia los pobres, especialmente en contextos virtuales, redes, imágenes, me tiene especialmente interesada el tema, porque debido a mi educación y valores familiares para mí, el otro, el pobre, el marginado, más allá de generarme lástima o asistencialismo, me genera empatía, solidaridad  y sobretodo rabia profunda contra el sistema socioeconómico actual del país. Muchas veces, y aunque suene difícil de creer para mis amigos, quienes me conocen como alguien fuerte, ha desembocado  llanto, impotencia y desasosiego.

Leo y releo comentarios, estados, memes, trinos, pies de foto, con comentarios xenófobos, racistas, sexistas hasta misóginos pero no encontraba la palabra para explicar "ese odio y repulsión" por el pobre. Esa sed de limpieza social, esa piquiña que genera el sin hogar, el que no pudo estudiar (y obvio acá no cabe Peñalosa, por si las dudas).
Hasta que encontré casualmente un libro en la Panamericana que me llamó demasiado la atención: "Aporofobia, El rechazo al pobre. Un desafío para la democracia" de Adela Cortina.
Entonces y aunque apenas me sumerjo en este nuevo y terrible pero poderoso concepto, que describe un comportamiento para nada nuevo, he quedado atónita, perpleja, estoy rodeada de una cantidad de malditos aporofóbicos, lo he estado desde niña, conocidos, mis amigos, excompañeros de la Universidad, ahora veo Aporofobia en todo lado... veo pobres odiando a otros pobres todo el tiempo y en todas partes, pero qué es? Estamos contaminados con este mal nosotros también? Pues en palabras de Emilio Martínez, un filósofo moral español:

[...]La aporofobia consiste, por tanto, en un sentimiento de miedo y en una
actitud de rechazo al pobre, al sin medios, al desamparado. Tal sentimiento y
tal actitud son adquiridos. La aporofobia se induce, se provoca, se aprende y se
difunde a partir de relatos alarmistas y sensacionalistas que relacionan a las
personas de escasos recursos con la delincuencia y con una supuesta
amenaza a la estabilidad del sistema socioeconómico.[...]

Hablando en términos de Kant en "la paz perpetua", existirían tres tipos de individuos:
1. -demonios estúpidos: de acuerdo con excluir y culpabilidad a los pobres por su situación, incluso hasta legitimar formas como asesinato, exterminio, genocidio.
2. -demonios inteligentes: no sirve de mucho ayudar al pobre pero se puede ver como "hoy por ti, mañana por mí".
3. -personas inteligentes y justas: quienes tienen sensibilidad moral para  comprender que todos son valiosos en sí, y no por lo que pueden intercambiar.

La aporofobia en Colombia se aprende desde la época colonial y se manifiesta explícita en los discursos, políticas y ética social, europeos contra africanos, negros ladinos, indígenas, mulatos, mestizos, etc...en la época republicana criollos y ciudadanos contra indígenas, mestizos, afro. En la actualidad contra el marginado, el pobre, el subsidiado, el desplazado, las minorías en estado de vulnerabilidad...

Y no hablo en términos de pobre, en el sentido de O. Lewis, hablo del pobre como individuo vulnerable que puede entrar y salir de los "colectivos no productivos" y de dichos colectivos en sí  que se cargan de estereotipos, es allí y de manera reaccionaría e injusta donde la Aporofobia se manifiesta.

Creo que escucharemos mucho de aporofobia, porque sin quererlo somos demonios estúpidos, unos pocos demonios inteligentes y poquísimos, personas inteligentes y justas.

Les dejo la bibliografía:

- Kant, Immanuel. La paz perpetua. 1795. Disponible en: http://www.biblioteca.org.ar/libros/89929.pdf&ved=0ahUKEwjqkb3WufH

-Martínez, Emilio. Aporofobia. En: Glosario para una sociedad
intercultural, Valencia, Bancaja, 2002, pp. 17-23.

- Cortina, Adela. Aporofobia, el rechazo al pobre. Un desafío para la democracia, Barcelona, PAIDOS. 2017.

julio 04, 2017

La sutil disciplina del stalker

El acoso cibernético, vaya peluda y mortal arma al alcance inmediato de la mano incauta, un par de movimientos de los dedos y esa sonrisa malévola consume la mente.
Tres pasos y se cae encima de sus propias heces, pasa la página y se estrella contra un muro en llamas, cinco pisos abajo y se está derrumbando el mundo.
Deje volar la imaginación, cual rastreador de constelaciones uniendo punto a punto inmarañables telarañas con moscas, cucarachas, gusanos, labios pintados, planchas para pelo, picadura de tabaco.
La bolsa roja, la iguana, la sandía, todo sirve para succionar, beber, morder, lamer, sonsacar, escudriñar en el sentido animal cual topo ciego huyendo de una zarigüeya, cavando hacia el centro de la tierra, hasta el tuétano, hasta el magma, así se arda en el mismo infierno, así se derrita la musculatura, cavar hasta que la panza se sienta satisfecha.
Luego del crimen, entierre, tape, sepulte, esconda el arma, salga silbando del lugar, disimule, póngase las gafas oscuras, cierre su suéter, ajuste la capota y camine lejos.
Revisó si se trajo la llave? Por si acaso, volver de vez en cuando suena prudente, echar una miradita por pura coquetería, para cerciorarse de que no se riega nada, o que no se quedó la plancha conectada, uno nunca sabe, "no vaya y sea..." para garantizar que todo sigue puestecito en su lugar.
Llevar mapa, linterna, lupa, salir y entrar campante, invisible, intocable, en el más silencioso anonimato, que  no se le vaya el fav, el like o la solicitud, ahí sí, frío en las arterias, trágame tierra y escúpeme en la morgue, mejilla pálida, tic en el ojo y a sudar sangre.

Pero no hay problema, por acá se les da siempre la bienvenida, si se cierra la puerta se les deja la ventana abierta o la llave en la matera, si no hay nadie, sigan de igual forma, están en su casa, hay leche en la nevera, Bretaña y tal vez Lola los reciba batiendo la cola.
Y que vuelvan!

Cuando te vas, es como... como.

Es como inanición, eso cuando la boca se pone áspera, la comida no sabe igual y la luz blanca se siente tenue, es como enfermedad pero que en el fondo no, pero que en el fondo sí.
Es como vacío, es como el silencio, es como el frío, pero no hay vacío, no hay silencio y no hay frío, algo así, es como que sí, pero, como que no, pero, como que sí.
Es como hundiendo bruscamente la cabeza en la almohada para buscar algo de ese aroma o como para ahogarse,  es como mirando fijamente si su sombra sale de la ducha, o como por el corredor, o si depronto parpadea en la cocina.
Los libros siguen apilados, telas, vasos, papel, bolsas plásticas, ropa nueva, más libros apilados, Lola revoloteando por la sala, pero la casa se sigue sintiendo como el lugar más vacío de la maldita tierra.
Es como tratando de concentrarme, como que sí se logra, como que no, definitivamente como que no.
Lobo estepario, lobo, la casa Stark, él dice que es un Stark, sí lo parece, sus cejas oscuras, sus ojos oscuros, su barba oscura, otra vez el pensamiento se desvía, como que estoy divagando, divago? Sí, definitivamente divago.
Retomando.

mayo 31, 2017

Tejiendo silencios!

Si estuviera permitido ponerse a llorar, tirar todo por la ventana, quemar la casa y correr, si las palabras no se atoraran, si no temblara la mejilla, si se pudiera hacer algo.
Cosas que no se pueden contar, que no se deben decir, como las monjas Clarisas obligadas a hacer sus votos de pureza, pagando con moneditas de oro el cielo familiar, pero en silencio, detrás de una malla de madera.
En una cripta, en un osario o caminando entre paredes, muertas igual, calladas a la fuerza, desdibujadas tras las lágrimas, tejiendo de a poquitos vidas y reconciliaciones, perdones y amores eternos.
Así las mujeres se reunieron en el coro inferior, así se abrazaron, así lloraron juntas, así las mujeres caminan por el centro, por el norte, para el sur.
Así llegan a pensar a sus casas, a consentir a sus perros, a tomar chocolate, a llorar en silencio, en la soledad de la reflexión, así hablan sin voz de lo no se puede decir, lo que no deben contar.


* "No es hora de pensar en eso, cambiar de actitud y aceptar lo que pasa"

**Ahhhh, volvemos a Kafka y a su colonia penitenciaria!

marzo 28, 2017

One more day with you!

Lola ronca en los pies de mi cama y a mi lado las almohadas, con su olor en ellas, mis días pasan entre gelatina y agua de rosas, entre silimarina y cabellos negros.
Dos meses de la sopita y seguimos volando por encima de la inseguridad del suelo y la fetidez del aire. Oz sigue haciendo magia, vendiendo seguros de vida y planeando una boda en Las Vegas, eso sí, con Elvis vestido de baby blue, "just for a more day, one more day with you"
Seguimos prometiendo miraditas en la cocina, jueguitos de mesa y besitos bajo el agua de la ducha "everything feels right" , seguimos nadando en limonada, gatorade y Bretaña, como dije, él sigue haciendo magia, Oz y sus polvitos mágicos, Oz sacando de su mochila blanca Conjuros y pócimas de amor.
"All I want is one more day with you" hasta que el mundo dejé de girar!


febrero 17, 2017

Te suena?

Hoy almorcé con Oz mi monito en una hermosa carpa de circo, habían tres pero escogió la que tenía vista al jardín; Una carpita verde y blanca porque no habían de Santa Fe, te suena?
Oz dejó su juguito en la mesa y me senté mientras veía a los elefantes, cocodrilos, cuervos, estiradas zarigüeyas etc. hablar de la política del país, te suena?
- Me siento muy feliz Oz, quiero que vivas entre mi aureola y mi vena cava superior, te suena?, Así no tendrías que andar en jaulas llenas de locos y locas que llaman a llorar a la madrugada.
Oz, en mi casa tengo huevos con arepa, agüita de canela y prometemos sin hacer chanchito, te suena?
Vamos a querernos y a hacer las cosas bien, te suena?
Media hora de comida de circo, payasos, show y vamos a ver a los lobos. Te suena?
Me gusta verte. Te suena?
Claro, a qué te suena a ti?! Contigo todo me suena! Me suena a música con olor a jardín de flores!
Besito esquimal y buenas noches.

febrero 07, 2017

Encantada!

Oz el monito metalero sacudía su varita por toda mi casa, golpea las puertas, golpea las almohadas, golpea a Lola, brilla, resplandece, incluso mientras duermo no deja de agitar su varita color ónix cerca de mi.
Oz el monito metalero juega a quererme, juega al domicilio, juega al masajista, pero siempre agitando su varita metálica, incluso en la ducha mantiene su varita bailando mientras suena The only ones. 
"No quiero perderte, no quiero que te vayas, te necesito" la varita sigue girando libre por mi apartamento, another girl, another planet y la varita haciendo su magia en mis ventrículos.
Oz MI monito metalero de vez en cuando me presta su varita, a veces la llevo conmigo a la cocina y juntas cocinamos pastita, después salimos a pasear a Lola, los tres de la mano.
Oz me dice al oído que quiere quedarse a jugar un jueguito de preguntas de cultura general.
- Quién es el rey Loco? Y la ratita responde " pues Stalin!"

enero 30, 2017

Y, qué quiero de él ? Que duerma conmigo, que me dé besos en la mañana, que me traiga sopita, y escribo y sonrio! y el hielo; la almohada y hasta Lola lo extraña , es él y su barba perfecta, es él y sus dientes lindos y sus dos únicos tatuajes; es  él y sus telarañas del hombro ( y sus martillos), y es él y sus besos en mis mañanas , cuando estoy rota, un poco tosca y 100% rebelde, es él y su labio de ladito, sus ojos oscuros y mis pocas ganas de gritarle
 que se quede, que lo extraño, que juro que son sus pelos de las piernas los únicos que quiero tocar, que son sus ojos oscuros los que quiero seguir viendo en mis mañanas sin café!

septiembre 20, 2016

ANTONIA . LOCA ESTA

A mi izquierda las ballenas llenas de periódico, cartón, botellas desechables, seguidas por sus rémoras, oh! una lata de cerveza, oh! Mierda de perro, perdiendo el asco y nadando entre la basura, préndalo, péguelo, oh! Mierda de perro.
Antonia me contaba que está seriamente decepcionada de sus levantes, - bahh! Creen que la van a venir a engañar a estas alturas de la vida, a ella que estudió con pinocho. –loca esta, qué se sentiría tener en el pupitre de atrás a pinocho…

Y entonces me contaba que les dejó de escribir a todos, les cortó la cabeza y así de simple, dejó de pensarles, loca esta. 

agosto 09, 2016

LUISES Y CAMILOS

Miraba por la ventana mientras abría por fin ese librito del que tanto me han hablado. Ya no sé qué pensaba, seguro se me habían ocurrido mil ideas, mil frases medio coherentes y heme aquí sin saber que escribir... sin saber que escribir en el trabajo…
Un Tanto atragantada, respiro, medito, y veo como mi vida cambia de a pocos, me he aprendido a agarrar las vísceras y hacer de cuenta que nada pasa, trago saliva, aprieto los dientes y sigo con la sonrisa errante.
Quería escribir, eso es seguro, quería gritar, quería, correr, pero extrañamente llego y nada fluye, solo pienso en mis romances fallidos, mis tazas derramadas y mis luises.
Bueno, a veces no debes llamarte Luis para ser el Luis de alguien, no sé si habré sido la Luis de alguien, seguramente sí, fui su Luis, y al igual que mis Luises le partí el corazón a patadas.

Lo extraño es recordar a mis luises como si fueran personajes meditabundos de un libro viejo que leí alguna vez, hace rato no tengo un Luis que me mueva los órganos y me lama las heridas, hace rato no encuentro esa emoción que se siente cuando te respiran cerca, tal vez, la vida te da solo unos cupones para Luises, y ya los gasté todos. Por eso me quedaron los Camilos. Pero en mi vida los Camilos ya están condenados a irse, a ser aquellos que se tocan y se desvanecen en el aire, como las muestras gratis de un buen producto que desafortunadamente no pega en el mercado o no te alcanza para comprar. Yo y mis patrones repetitivos de amores.